El discreto encanto de la soledad

Primera temporada, Uncategorized December 17th, 2007

Solitary man

Tengo hambre y estoy un poco harto de la computadora. Salgo a la calle con dirección a mi chifa favorito, que, vaya fortuna, queda a solo unos pasos de mi casa. Entro al restaurante. Me saluda Eddie, el mesero. No tengo que hacerle ningún pedido pues hace más de dos años pido exactamente el mismo plato: Tipakay con wantán frito.

Eddie se acerca y me alcanza el vaso de chicha morada que viene incluido con el plato. Hasta ahora no entiendo porque insiste en traerme chicha si, hace rato, se ha dado cuenta que no la tomo. A mi me gusta tomar agua. Todo el día tomo agua. A donde voy me acompaña mi botella San Luis de dos litros y de esa manera nunca tengo sed.

Le pregunto a Eddie si han comprado El Comercio. El de ayer tenemos, responde, hoy hemos comprado El popular, y en cuestión de segundos tengo la revista Somos del día anterior y una edición fresquita del conocido diario chicha. Leo ambas publicaciones con igual atención. Siento que aprendo algo de ambas. En general, cada vez que leo algo -cualquier cosa- siento que aprendo algo nuevo, y eso es divertido.

El momento perfecto ha llegado. Disfruto de mi Tipakay, le doy constantes sorbos a mi botella de agua y leo las graciosas -quejosas- cartas de los lectores de Somos. En la tele suena Cinescape y, de rato en rato, subo la mirada para ver a Brunito haciendo sus graciosas piruetas. Suena mi celular. Es mi mejor amiga. Me pregunta qué hago. Estoy comiendo mi Tipakay buenaso, tomando agua, leyendo Somos y ojeando Cinescape, y ella se ríe, no sé si por la convicción con la que le cuento las cosas o porque se alegra de que cosas tan pequeñas me hagan feliz.

Termino mi plato. Le dejo una buena propina a Eddie. Pago en caja. Me despido de la dueña, una china a la que nunca le entiendo nada, y le hago la señal de Peace and Love. Me voy con la panza inflada a mi hogar y sigo robándole sorbos de agua a mi botella.

Entro a casa. Voy en busca de incienso. Guardo una secreta relación obsesiva con el incienso, que compro a toneladas y de todos los sabores. Mis favoritos son de vainilla, de fresa y de canela. Adoro que mi casa huela a confitería de dibujo animado ochentero. Ubico el de vainilla en la cocina, el de fresa en el baño y el de canela cerca a la puerta de mi habitación. Prendo la computadora. Ya no la dejo prendida como antes. Llega muy caro el recibo de luz.

Me divierte ver quien está online. Mi teclado está sucio. Es el único rincón que la señora que limpia semanalmente mi hogar no visita. Siempre quiero hacerle acordar, pero me olvido. Busco mis albumes de discos. Disfruto encontrando discos que no escucho hace tiempo. Los pongo en la computadora y los escucho de principio a fin. Es interesante encontrame con viejas tonadas que no frecuentaba ultimamente. Chequeo mis correos. Anoto ideas en mi pizarra. Me pongo a ordenar esos clásicos CDs y DVDs que nunca regreso a su lugar original o que, peor, jamás me preocupo en rotular y se quedan por ahí, repartidos injustamente por toda mi habitación como hijos no reconocidos.

Mi botella de agua se termina. Decido ir a dar una vuelta. Chequeo que en mi bolso de los Ramones esté mi Ipod con mis audífonos. Es realmente lo único que cargo cuando salgo a la calle. Camino feliz hacia la avenida para tomar una combi. Me dan ganas -vaya novedad- de ir a Miraflores. Me subo a la combi luego de efectuar la popular transacción conocida como china y me enrumbo hacia mis calles favoritas.

No hay nada más emocionante que un día soleado visto a través de la ventana abierta del último asiento de una combi. Odio el sol y el calor, pero es bonito estar siendo golpeado por el aire que ingresa con la misma velocidad bruta con la que maneja el chofer de este peligroso, pero a veces efectivo, servicio de transporte público.

La salsasa radiomarplusense que libera a todo volumen el único parlante de este vehículo se ve rápidamente opacada por un disco de Soundgarden que, en medio de una evidente nostalgia noventera, he trepado a mi Ipod. Me pongo a pensar en MTV. Antes todo era más bonito. Veías MTV y habían buenos videos, buena música, buenos documentales. Ahora solo hay estupideces pop y realitys cojudos. Maldita sea que la nostalgia noventera me está invadiendo.

Bajo de la combi a ritmo de Black hole sun y camino a donde sea por Miraflores. Casi siempre termino, haciendo pila, en un concurrido café ubicado frente a ese bowling tan vintage que se rehusa a cerrar sus puertas.

Entro a una conocida librería ubicada frente al Parque Kennedy. No pienso adquirir nada. Solo quiero tener idea de que libros compraré proximamente, en versión pirata. Ya no trabaja mi amigo, que podía hacerme suculentos descuentos si compraba libros a través de su descuento como empleado. Amo la piratería, pero nunca compro autores peruanos en pirata. Es como una buena excusa para sentirme mejor persona.

Ingreso a una popular tienda de discos. Tampoco voy a comprar nada. Le echo ojo a algunas cosas que, más tarde, bajaré de manera gratuita desde mi computadora. El chico que trabaja ahí no se preocupa en ofrecerme su ayuda, pues sabe que solo ando de paso, y no quiere gastar energía en un cliente que, de hecho, no le significará ganancia alguna.

Quiero hacer pila. Todo el día hago pila. Todo el día tomo agua. El otro día escuché en la tele (porque yo no veo tele, la escucho, la dejo prendida en el canal de noticias mientras estoy en la PC) que hay una desorden llamado potomanía -que no es una manía por los potos- y que afecta a miles de personas que toman agua todo el día de manera obsesiva. Me asusté. Pensé podría ser un potomaniaco. Luego recordé que hay días en los que, definitivamente, no tomo agua, pues me da mucha flojera ir a la bodega. Sufro de flojomanía, eso sí. Y es un desorden delicioso.

Hago pila en el café frente al bowling. Me siento en una mesa grande solo. Es bonito ser el único comensal de una mesa para seis. Pregunto si tienen El Comercio del día y pido una porción de tostadas. La mesera, una chica preciosa, me alcanza el diario. Comienzo por la sección de espectáculos y decido a que actores entrevistaré en los dias que vienen. Me acabo mis tostadas. Pago la cuenta. Me subo a una combi y regreso a casa solo.

28 Responses to “El discreto encanto de la soledad”

  1. satelliteoflove Says:

    es chevere ser ecléctico. entiendo perfectamente esa sensacion de bienestar y el sabor de los pequeños placeres.

  2. blue dreamer Says:

    Lo bello de la vida esta en los detalles, como dice cierto slogan de un producto que no recuerdo ahora. Palabras finales: Mtv sucks! y que viva la flojomania.

  3. walus Says:

    Es increible saber que algo tan simple como el pasar del dia puede ser contado de esta manera. me gusto.

  4. cafe Says:

    fuiste al zeta.
    a
    cafez

  5. Alter Ego Says:

    Yo estoy afuera hace como una decada y cuando regreso a Miraflores, acabo haciendo casi las mismas cosas, pasear por Miraflores, entrar en las librerias y viajar en el ultimo asiento de una combi …
    disfrutalo

  6. DeoXone Says:

    eso d flojomania es cierto
    y es lo mejor

    creanlo..!
    http://WWW.fotolog.com/deox_oner

  7. Ruido Pereira Says:

    por qué hay tanta gente callejeando sin cruzarse?

  8. Satelliteoflove Says:

    eso digo yo, Ruido. eso me paso el sabado pasado, estaba cerca de un concierto en el q tocaba una persona q no veo hace como 5 años! se q revolotea por esta ciudad, ha pasado tanto tiempo q decidi no romper la magia (o el desencanto) de las cosas q no deben ocurrir.jaja.

  9. Cathy Says:

    Mi estimado “potomaniaco”: Al parecer no eres el único con ese tipo de desorden, digamos, saludable: mientras no superes el consumo de 3 litros diarios, no hay mayor pérdida de electrolitos.

    Un dato: Si quieres ahorrar en el consumo de agua envasada, instala en tu casa un sistema de purificación de agua con filtro de carbono activado (Rotoplas Pasos 1 y 2). Los equipos y la instalación cuestan aproximadamente 100 dólares y el filtro se cambia cada 6 meses (el costo del filtro es de 90 soles). Pregunta en Ace Home Center. Es realmente efectivo y la calidad del agua es la misma (o superior) que las envasadas.

    Ojalá te animes.

    ¡Salud!

    PD: Perdona el cherry, pero es la mejor solución que encontré frente a mi -cada vez creciente- consumo de agua.

  10. susan Says:

    es realmemte interesante tu stilo de vida,muy parecido al mio. Si la gente enpesara a apreciar mas los pequenos detalles de la soledad y sobre todo apreciarlas,simplificarian sus vidas.
    Debes venir a NY. y visitarme te serviria de inspiracion y finalmente definir la palabra arty. tuti=)

  11. jessica - jelos Says:

    que viva la flojomania!! .. y la pregunta de por qué hay tanta gente callejeando sin cruzarse?
    .. pues quien sabe.. son cosas de la vida..me encanto como reletaste un dia tan simple pero la mismo tiempo tan interesante..

  12. karol Says:

    wow primera vez k “leo” tu nuevo blog ps solo una vez lo chekee pero no m llamo la atencion pero este esta chevere y si t entiendo esa vaina de tomar ps yo llego a eso tb pero hasta ahora no m ah pasado nada fueera de lo comun , ps el agua es una necesidad k tiene el cuerpo y para las mujeres es una gran ayuda para no tener esas cosas horribles en el trasero ‘celulitis” ewww …
    igual Eres un master LC!!+

  13. oe Says:

    oe master, quien mierda es CAFE???????? jajaj sus comentarios son bien “esto”.

    Oe cuando te comparas tu filtro de agua?

  14. nebulosa Says:

    “El hombre que no podía irse” un clásico del Popular..como no vas a aprender algo de alli pes! tsss….
    Nebulosa

  15. bassuso Says:

    Me parece fantastico, es increible e inspira a salir a caminar, escuchar algo de musica.

  16. satelliteoflove Says:

    pq no haces una lista d tus libros favoritos?

  17. Camilia Says:

    Me gustaría encontrar a Eddie (Vedder) en un chifa. Le invitaría chijaukay

  18. OeoOeoEooOE Says:

    oe dónde compras tus libros piratas? Sabes si hay algun lugar que sea algo asi como el polvos azules de los libros? Pasa el dado pe ;)

  19. KikeX Says:

    Me gustó el estilo de redacción, la manera de poder expresar cada paso que diste en el día, ser retrospectivo es sabrosamente saludable y grandioso, te ayuda a conocerte más y poder entenderte de otras maneras.

    Este la primera entrada que leo pero leeeré otras más.

    Un gran saludo.

  20. OTTO Says:

    asi es mi estimado…esa sensacion de tomar una combi vacia en una tarde soleada ( sobretodo si es domingo )…..es facinante para algunas personas dentro de las cuales me incluyo….pero lo q en realidad me facina y hace mucho no he vuelto a hacer…es ir a mi alma mater ( o como michi se escriba )…la gloriosa PUCP ( q paso mi con mi PUC de finales de los ochentas y comienzos de los 90..???…a donde se fue toda esa mistica ???..toda esa gentis..??…..BOLOÑA POR Q CAMBIASTES EL SISTEMA DE INGRESO ,,,MALOGRASTE EL MERCADO..!!!…malograstes todo )……bueno a lo que me me referia , antes de desviarme , era q tambien soy adicto a esa sensacion..y era facinante para mi ir a la PUC los sabados y latear por el ” tontodromo “…sobre todo los otoños…cuando salia un solcito alucinante pero q solo iluminaba , pero igual hacia frio..andar caminando escuchando el susurro de las holas de los arboles….con el viento en la cara( por q cortaron los Eucaliltos de la entrada…????…chesssss..)….y a eso de las 5:30…se veian unas puestas de sol alucinantes…casi irreales…..snif…snif…snif……q vuelvan esas epocas pleaseeeeee..jejeje

  21. memo Says:

    espera ir en el ultimo haciento de una combi para mi es un martirio ya que son los mas reducidos bueno eso es o que me parecio al volver a peru despues de 5 years (parecen acientos para enanos) pero tuviste un gran dia.

  22. hector Says:

    coincido con rui..do tanta gente callejeando y por lo menos en Lima casi nadie se encuentra , quizas asi es mejor asi todo tienen aunque sea por un instante su propia burbuja su propiedad

  23. diego Says:

    esos son mis sabados sólo que sin tantas salidas.

  24. Panconqueso Says:

    La soledad es alusinante, imaginate que de pura aburrida estuve en la pagina de henry spencer y descubri estas historias q me han dejado viviendo al frente de esta maquina que algun dia me sacara de quisio…Me identifico bastante contigo, yo tambien disfruto de los pequeños detalles de la vida

  25. Chalo Says:

    La soledad es una excelente compañera. Yo soy amante de esos pequeños detalles que ocurren a cada momento.

  26. Amazilia Says:

    Que gracioso vives como en USA pero te limpian tu casa…lo mejor de los dos mundos? la soledad es buena cuando te permite apreciar mejor a la gente, por tus entrevistas creo que si lo haces, sino es solo egoismo

  27. Robert Says:

    Tal parece que esto es lo común para ti y para nosotros los que por suerte nos cruzamos en tu blog, pareciese que hubieras redactado uno de mis días por las calles limeñas. Aunque reconozco, a veces la nostalgia me embarga trato de disfrutarlo por que creo que pasará pero como buen recuerdo algún día lo recordaré junto a los mios, si Dios me lo permite.

  28. Junior Says:

    Si yo tambien recuerdo esos tiempo de los 1998 con mtv con los videos musicales que para mi eran mi epoca aunque no lo eran ya que yo tengo 16 y creci en la generacion de la technocumbia (musica que no es de mi agrado pero en fin a algunos les gusta) y bueno mietnras mirava videos de nirvana foo figthers blink182 new found glory box car racers green day metalica slipknot y marilyn manson artistas que marcan mi vida extraño esas epocas .Ahora es puros programillas idiotas ._. que rayos .Y si pasan videos son 2 o es pop o es pop en otra version :D asi que wag prefiero ver vh1 o kisas ver mis 30 videos de youtube diarios n_n
    Lo maximo LC eres genial n_n algun dia sere independiente como tu >

Leave a Reply