#Yoconfieso

Posted by LC on September 18th, 2009 filed in Primera temporada, Uncategorized

Tweetdeck

Que soy un muchacho sensible (suena a cliché pero es cierto, y es jodido empezar esta serie de confesiones diciendo soy un muchacho sensible, pero es cierto). Que me conmueve viajar en combi con viejitas que le preguntan cada cinco minutos al cobrador ¿falta mucho para…? porque me hacen recordar a mi abuela y me dan ganas de decirle, sonriendo, oe Ita, ya no jodas, yo te voy a avisar cuando lleguemos. Que, a veces, los días soleados me ponen de buen humor -sobre todo si llegan con un ligero airecito helado- a pesar que odio el sol, el calor, la playa y todo lo que se le parezca. Que he encontrado algo que me pone de buen humor en las mañanas: ver videoclips en VH1 mientras me divierto en la computadora y tomo cacao orgánico. Continua leyendo esta historia »

La bailarina y el renegón

Posted by LC on May 25th, 2009 filed in Primera temporada, Uncategorized

Chocolate

Me he dado cuenta que ultimamente reniego de todo. B me cuenta que fue a un bar y encontró una mujer felizmente embarazada (y muy próxima a dar a la luz). La mujer bailaba como una demente y, a pesar de tener una gran carga en su vientre, parecía hacerle feliz hacer a su marido feliz. B se le acercó en el baño y le dijo tú debes amar a tu esposo, no? y la mujer -enamorada, extasiada por el baile y seguramente sobando orgullosamente su pronunciado vientre- le respondió que sí, que amaba a su esposo, que él había tenido muchas ganas de bailar y no quería desilusionarlo.

¿De qué sirve que estén felices bailando en ese bar de mierda si es muy probable que se divorcien un par de años después que tengan al hijo? respondió el aguafiestas que llevo dentro. Está bien, pues. Que vivan el momento. Nadie se muere, finalmente, de un divorcio se defendía rapidamente B, que, de hecho, se había quedado enamorada de la imagen de la bailarina embarazada.

Continua leyendo esta historia »

Recuerdos de un evasor de impuestos

Posted by LC on April 26th, 2009 filed in Primera temporada, Uncategorized

Cassette

Recuerdo que cuando tenía 16 años, el Chino Hamann me regaló su tinte de pelo color rojo. Se llamaba Punky Colour y tenía un olor riquísimo. Lo compró en El Hueco, una tienda de discos que quedaba frente al centro comercial Camino Real en donde, a veces, nos gustaba andar. No recuerdo cuantas veces me tení el pelo de rojo, pero registro claramente como algunas personas en la calle se burlaban de mi. Extraño el olor de ese tinte. (Hamann también me regaló mi polo favorito de Ramones, que mi mamá ha tratado de echar a la basura al menos unas 10 veces y que aun logro conservar).

Continua leyendo esta historia »

Un disco de fotos

Posted by LC on April 9th, 2009 filed in Primera temporada, Uncategorized

Disco de fotos

En medio del aburrimiento, abro mi closet en busca de algún DVD o VHS interesante (me faltan pasar muchos VHS a DVD, pienso). Abro el primer cajón, donde archivo una serie de discos con documentos, o mi versión de eso, y encuentro un DVD que dice Backup fotos 1, 2 y 3. Recuerdo inmediatamente la época en la que me obsesioné por tomar fotos. Me había comprado una Sony Cybershot y disparaba tanto que prácticamente podía armar secuencias animadas de muchos eventos y momentos x.

Saco el disco, lo llevo a mi sala y lo coloco en mi DVD player, que lee archivos jpg, y me echo en mi sofá rojo.
Continua leyendo esta historia »

Al teléfono con Mariana

Posted by LC on April 5th, 2009 filed in Primera temporada, Uncategorized

Chanchito

Se desarrolla la siguiente conversación telefónica.

-¿Alo? ¿Cabina? (responde una voz seria).
-Hola, qué tal. Quería comunicarme con Mariana…
-Ella está en programa. Está ocupada…
-Ahh. Bueno, lo que pasa es que me comuniqué con N. y me dijo que Mariana podía contestarme en este teléfono.
-Ahh, ya. Un ratito.
Continua leyendo esta historia »

Buscando a Joyce Camino

Posted by LC on January 7th, 2009 filed in Primera temporada, Uncategorized

Joyce Camino

Estimada Miss Joyce:

No creo que me recuerde. No la culpo. Han pasado 20 años. Pero yo si la recuerdo. Usted fue mi profesora de Kindergarten, y nos repartía galletas Coronitas y jugo de naranja en el refrigerio. Y me encantaba. Ahora la ando buscando. No sé muy bien por qué.

El otro día, meses atrás para ser exactos, me animé dar el primer paso a esta suerte de investigación no periodística que estoy realizando. Fui al colegio, es decir, al local del Kinder, que queda cruzando la calle del colegio. Me recibieron muy bien. Se acordaban de usted. Inclusive el vigilante era el mismo, y se acordaba de mí.

Continua leyendo esta historia »